Entrada destacada

El Ministerio rompe su compromiso de negociar los criterios de acreditación del personal docente e investigador funcionario

Ni incrementa la transparencia ni reduce unos niveles de exigencia injustificados. En los últimos días se están celebrando reuniones de l...

martes, 16 de julio de 2013

Carretero en Fuentecapala: "La empresa no quiere negociar porque lo que realmente pretende es el desmantelamiento de la fábrica"

  • El secretario general de CCOO de Extremadura reclama al presidente extremeño que tome cartas en el asunto para defender los intereses de la región

El secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, visitó a los integrantes del Comité de Empresa y parte de la plantilla de Fuentecapala que mantienen un encierro en las instalaciones de la fábrica de Navalmoral de la Mata para exigir a los directivos de la empresa que negocien el Expediente de Regulación de Empleo que pretenden sacar adelante.
Carretero habla con algunas trabajadoras de Fuentecapala
Carretero advirtió que el comportamiento de los abogados y los propietarios de Fuentecapala revela que no tienen ningún interés real en negociar y que lo que realmente están haciendo es buscar excusas y maniobrar para desmantelar la fábrica morala y llevarse la producción a otra parte.
El responsable regional de CCOO trasladó personalmente a los trabajadores y trabajadoras de Fuentecapala su apoyo y su ánimo en las movilizaciones que están llevando a cabo para defender el futuro de su empresa y sus puestos de trabajo.
“Hay que agotar todas las posibilidades para encontrar una salida negociada a este conflicto, ese es el motivo del encierro, forzar a los directivos a que se sienten a dialogar para intentar llegar a un acuerdo, porque lo que hasta ahora han hecho únicamente es presentar un falso plan de viabilidad e imponer un ultimátum inaceptable”, explicó Carretero.
En su opinión, esto es sólo una “excusa” para justificar el cierre de la fábrica y están intentando engañar a los trabajadores y trabajadoras, a la población extremeña y al Gobierno regional.
El papel que está jugando el Ejecutivo extremeño en este capítulo deja mucho que desear, añade. Por eso reclama al presidente, José Antonio Monago, que se implique directamente en encontrar una solución y en forzar a los directivos a que se sienten a negociar, “porque lo que ha hecho la Junta hasta ahora no ha sido para nada suficiente, o la han engañado o se ha dejado engañar”.
Lo que ofrece la empresa disfrazado con el nombre de Plan de Viabilidad implica el despido de más de dos tercios de la plantilla con las indemnizaciones mínimas previstas en la reforma laboral y que las 37 personas que mantienen su trabajo lo hagan en condiciones mucho peores y sin ninguna garantía de que dentro de un año conserven el empleo.
“Esto es una maniobra para engañar a la gente y sacar adelante su pretensión inicial que es llevarse la producción y desmantelar la fábrica”, dice Julián Carretero, quien critica además que la Junta esté actuando con tanta permisividad y bisoñez sin ejercer seriamente como autoridad laboral.